Pedir prestamos online con Wandoo puede reportarte muchos más beneficios que si lo hicieras con una entidad financiera tradicional. Si se te presenta un imprevisto y necesitas una cantidad pequeña de dinero, pero que no tienes en ese momento, recurrir a este préstamo puede ser la solución a tus problemas. A continuación, te contamos cuáles son los principales beneficios de solicitar un mini crédito por Internet.

1. La gestión es ágil

Wandoo es un portal web que realiza todas sus operaciones a través de Internet. Esto quiere decir que no tendrás que desplazarte físicamente a una oficina y que podrás enviar la solicitud en cualquier momento del día. Además, de esta manera, en la empresa podemos gestionar tu petición de forma más ágil, ya que el sistema se encarga de recopilar toda la información e, incluso, calcular el nivel de riesgo, para que el gestor tome una decisión lo más rápidamente posible.

Además, te pediremos alguna documentación que podrás escanear y subir a la plataforma, cómodamente, en el mismo momento de rellenar la solicitud.

2. Recibes el dinero muy rápido

Para que te aprobemos la operación, necesitarás una serie de requisitos, como ser mayor de edad, residir en España, no tener deudas impagadas con otra entidad y contar con una tarjeta de débito. Si los cumples y damos el visto bueno a la solicitud, te haremos una transferencia a la cuenta bancaria que hayas indicado en un plazo de entre una y 48 horas, en días laborables (depende de tu banco).

3. Tenemos ofertas interesantes

Para los primeros clientes, en Wandoo te prestamos hasta 300 euros de forma gratuita, sin intereses. Es decir, que solo tendrás que devolver lo que te hayamos prestado, en el tiempo establecido. Para las siguientes operaciones sí que se te aplicarán ya una serie de intereses.

4. Te ofrecemos 30 días para devolver el dinero

El mini préstamo rápido hasta 300 euros tiene un periodo de amortización de un mes. Es importante que no te excedas de esta fecha para no generar intereses innecesarios y quebrar la confianza con la empresa; sin embargo, si por algún imprevisto no puedes hacerlo y necesitas más tiempo, solicita una ampliación, que puede ser de una semana, 14 días o un mes adicional, eso sí, tendrás que pagar un plus.

Una vez que te aprobemos la extensión, desde la propia compañía te lo notificaremos a través de un mensaje al móvil o por correo electrónico. Por otro lado, el pago puede hacerse ingresando el dinero directamente en el banco o mediante una transferencia.

5. Puedes calcular fácilmente los intereses tú mismo, sin letra pequeña

En la página web, podrás informarte de todos los pasos a dar para solicitar tu mini préstamo; además, contamos con una calculadora online que te va calculando, en tiempo real, los intereses que tendrás que pagar, en función de la cantidad solicitada y el tiempo de devolución. Así tu sabrás, en todo momento, la cantidad total a devolver y si te conviene ajustar los plazos para pagar menos.

Una vez que conoces lo fácil que es pedir estos préstamos, solo te queda decidir la cantidad que necesitas.