Si existe cualquier desperfecto en tu vivienda y no dispones de suficiente liquidez para afrontar el coste de la reparación, puedes solicitar un crédito para contratar una buena póliza de seguros para tu hogar.

Recuerda que, aunque en España no es obligatorio asegurar la vivienda, es aconsejable hacerlo por las siguientes razones:

1. Buena inversión

El coste de las pólizas va a marcar el nivel de cobertura con el que vas a garantizar tu vivienda. (La diferencia entre la cuota que debes pagar como cliente con la prima en caso de que exista cualquier accidente, compensa hasta el punto de llegar a considerarse una buena inversión para el cliente.

No olvides elegir la póliza de seguro que mejor se adapte a tus necesidades.

2. Rapidez en la reparación de desperfectos

Si contratas una póliza con buenas coberturas, estarás cubierto ante cualquier clase de desperfecto que se ocasione en tu vivienda. Solo tendrás que levantar el teléfono y ponerte en contacto con la aseguradora.

3. Reconstrucción del hogar

En aquellos casos en los que, por motivos de un incendio o fenómenos ambientales, se produzcan daños importantes en tu vivienda, la compañía aseguradora, en la mayoría de los casos, realizará los trabajos de reparación o reconstrucción de parte o todo el hogar.

4. Reposición de enseres u objetos

A la hora de contratar un seguro para el hogar, ten presente que la póliza no solo cubra el continente, sino, además, el contenido del mismo.

Ten en cuenta que, en el día a día, son muchos los objetos que pueden resultar dañados o averiados (por ejemplo, televisión, cristales, vitrocerámicas, etc) y que estás expuesto a posibles robos en tu hogar. Así, gracias al seguro correcto, podrás estar tranquilo de que, ante dichas eventualidades, la compañía te repondrá aquellos objetos dañados o robados.

5. Cobertura ante posibles incidentes domésticos

Algunos de los daños más habituales que puede llegar a sufrir cualquier persona en su casa son las goteras o humedades.

Pues bien, cuando contrates una póliza de seguro del hogar, recuerda que ellos se harán cargo de arreglar dichos incidentes, así que no tendrás que preocuparte más ante este tipo de problemas.

6. Coberturas ante robos y ante posibles fraudes vinculados a la tarjeta de crédito

Es importante que conozcas el hecho de que la gran mayoría de compañías de seguros se hacen responsables de sufragar los costes que guarden relación con estos dos delitos. Otro motivo más para quedarte tranquilo.

7. Protección legal

Si las razones anteriores te parecen insuficientes para contratar un buen seguro de hogar, debes saber que existen pólizas con coberturas de gastos ante posibles situaciones de conflicto jurídico. Algunas de las más habituales son las relacionadas con daños a vecinos, robos, reclamaciones de daños y perjuicios o asesoramiento y protección jurídica, entre otras.

En definitiva, contratar un buen seguro para tu hogar va a garantizarte un nivel de satisfacción y tranquilidad realmente importante en aquellos casos en los que se produzcan eventualidades en tu vivienda, ya que serán las propias aseguradoras las encargadas de realizar todos los trámites necesarios.